TREBUJENA

el último bastión comunista

Acusación de plagio en la Carta Arqueológica del PGOU (2007) de Trebujena.

Posted by tuvalú en 2 mayo 2015

Según este estudio Revisión Historiográfica sobre las prospecciones arqueológicas en el término municipal de Trebujena Cádiz que hace un repaso de diversos estudios arqueológicos realizados en Trebujena. En la página 11 podemos leer un apartado dedicado al último PGOU de Trebujena del año 2007, donde se critica que es prácticamente un plagio de otro estudio, de la autora Maria Luisa Lavado Florido, un trabajo de 1986 que era la tesis de su licenciatura. El texto es el siguiente:

La Carta Arqueológica del PGOU de Trebujena (2007)
Hace poco más de un lustro vio la luz la carta arqueológica de Trebujena realizada para el PGOU del municipio. Si hasta esa fecha los trabajos previos se ejecutaron en función de intereses científicos, el presente estudio tenía como fin dar respuesta a la necesidad administrativa de desarrollar un Plan General de Ordenación Urbanística donde se contemplase la protección de los yacimientos arqueológicos como recoge la Ley 16/1985 del Patrimonio Histórico Español en su artículo 20. Así que a diferentes finalidades, distintos intereses, aunque con deficientes resultados nuevamente.
Navegando por sus páginas llaman la atención algunos detalles bastante curiosos. Por ejemplo, la gran semejanza entre los datos documentados y lo que recogiera M. L. Lavado Florido, hasta el punto de que las descripciones sobre cómo llegar a los yacimientos son casi idénticas. También las periodizaciones de los enclaves arqueológicos son las mismas en uno y otro documento, con la salvedad de que cada vez que M. L. Lavado Florido habla de prehistoria indeterminada para una serie de objetos que no le permiten afinar la cronología, en el PGOU se acota en todos los casos al período calcolítico.

Además de todo lo expuesto, lo realmente grave y que afecta de manera directa a los vecinos de Trebujena es la delimitación de los yacimientos. Las coordenadas ofrecidas en el PGOU rara vez suelen coincidir con la realidad de los sitios en el campo, y cuando esto ocurre los polígonos son enormemente grandes. ¿Qué significa todo esto? Pues que se están protegiendo terrenos que no tienen restos arqueológicos, con las consecuentes cautelas que supone para sus propietarios a la hora de tener que realizar obras en dichas parcelas, y se están desprotegiendo los verdaderos sitios de interés patrimonial.

El plagio es tal que dentro del documento administrativo
que afecta al área de Trebujena se poligona un yacimiento de Jerez de la Frontera, Las Grullas, y otro de Lebrija, el Cerro de las Vacas, ambos incluidos en la obra de M. L. Lavado Florido.
La carta arqueológica de Trebujena realizada para el PGOU es una clara muestra de trabajo mal hecho con consecuencias administrativas y legales. Sin embargo, estamos convencidos de que nada se hará para solucionar ni la desidia de unos arqueólogos que decidieron plagiar un trabajo anticuado, probablemente sin ni siquiera pisar el terreno, ni la falta de miras de unos políticos que ven la arqueología como una piedra en el zapato porque cuesta dinero y no deja votos. Pero a estas historias está ya nuestro gremio acostumbrado.
Fuente: Gómez Peña, Álvaro, Ruiz Prieto, Enrique, Pérez Aguilar, Luis Gethsemani, Guillén Rodríguez, Livia:
Revisión historiográfica sobre las prospecciones arqueológicas en el término municipal de Trebujena (Cádiz). Vol. 1. Pag. 251-265. En: Ex illo tempore. Actas de las I Jornadas de Arqueología del Bajo Guadalquivir. La Caixa – Fundación Luis de Eguílaz – Fundación Casa Medina Sidonia. 2014. ISBN 978-84-697-1922-0

En resumen, “las descripciones sobre cómo llegar a los yacimientos son casi idénticas” “También las periodizaciones de los enclaves arqueológicos son las mismas en uno y otro documento, con la salvedad de que […] en el PGOU se acota en todos los casos al período calcolítico”. “El plagio es tal que dentro del documento administrativo que afecta al área de Trebujena se poligona un yacimiento de Jerez de la Frontera, Las Grullas, y otro de Lebrija, el Cerro de las Vacas, ambos incluidos en la obra de M. L. Lavado Florido.”

Y las conclusiones: “La carta arqueológica de Trebujena realizada para el PGOU es una clara muestra de trabajo mal hecho con consecuencias administrativas y legales.” ” la falta de miras de unos políticos que ven la arqueología como una piedra en el zapato porque cuesta dinero y no deja votos.”

Como opinión personal, aunque el PGOU esté mal hecho y califique como zona con valor arqueológico sean polígonos “enormemente grandes” y “que se están protegiendo terrenos que no tienen restos arqueológicos” al fin de cuentas, esto da igual, porque en términos prácticos ningún terreno en Trebujena tiene esa protección fuera del papel. A ningún propietario de esas zonas descritas en el PGOU se le ha prohibido agostar o realizar cualquier otra labor que pueda estropear el yacimiento arqueológico, por lo menos hasta donde yo sé. Por otra parte, más que mala intención a la hora de copiar un trabajo de otros en la redacción del PGOU, la explicación de lo ocurrido puede ser por las prisas en tener listo un PGOU que incluía un campo de golf y una urbanización de lujo que estaba pendiente. Pero esto es mi opinión personal y así se queda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: