TREBUJENA

el último bastión comunista

la creatividad del loco.

Posted by Rudolf Nyman en 28 marzo 2007

La locura del Quijote le hizo “determinar hacerse caballero andante y irse por todo el mundo con sus armas y caballo a buscar las aventuras”. No solo fue esto, sino que incluso cambió su vida para “ejercitarse en todo aquello que él había leído que los caballeros andantes se ejercitaban, deshaciendo todo género de agravio y poniéndose en ocasiones y peligros donde, acabándolos, cobrase eterno nombre y fama”.

Su inspiración nació de la lectura de libros, y de estas lecturas “Llenósele la fantasía de todo aquello que leía en los libros, así de encantamentos como de pendencias, batallas, desafíos, heridas, requiebros, amores, tormentas y disparates imposibles; y asentósele de tal modo en la imaginación que era verdad toda aquella máquina de aquellas soñadas invenciones que leía, que para él no había otra historia más cierta en el mundo.”

Un loco no está vacío cuando se pone en movimiento, siempre tiene algo entre manos, sobre todo desorden, es un desván, un cuarto olvidado de la casa, donde se oye el viento, la lluvia y donde juegan las ratas por la noche y duermen los murciélagos durante el día boca abajo colgados del techo hasta las puestas de sol.

El Quijote, el loco, en su andar caminos, ayudar a menesterosos, desfacer entuertos, en su lucha contra molinos encantados, es un símbolo presente, algo que impregna y da carácter al que llega y lo busca entre terrenos deshabitados y perdidos. Diferentes escenas se repiten sin quererlo, en distintas partes del mundo, tiempos y culturas, el loco está presente, es una constante universal. Como Quijote o como otro anónimo sin nombre conocido, con nombre perdido entre los misterios de la locura, donde se quedó olvidado en algún lugar de la mente o perdió el significado que un día tuvo y ya no nos sirve.

Un símbolo para el romántico del siglo XIX que aspiraba a apartarse del mundo y vivir como el Quijote en Sierra Morena. Distintos viajeros en rocinantes diversos, a lo largo de tiempos y circunstancias diferentes, como el Che y Alberto Granados con la Poderosa, a lo largo de diversos países por la América Latina, o como las caravanas hippies que viajaban hacia Katmandú, donde el camino es la meta, y el viaje es un viaje interior.

El molino de viento y locos que ven en ellos gigantes, el viaje sin destino ni final.

Fuente de las citas:http://cvc.cervantes.es/obref/quijote/edicion/parte1/parte01/cap01/default.htm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: